Artículos


El CNM Y UN SUPREMO EXAMEN

20 de Septiembre de 2017

ESTADO.
El CNM y un supremo examen.

El domingo 24 de septiembre se realizará el examen escrito para jueces supremos. Un total de 108 postulantes estarán compitiendo por alcanzar cuatro plazas en el más alto nivel de la magistratura peruana. Sin lugar a dudas, una fecha excluyente en el calendario del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM). Será la primera evaluación para magistrados supremos que, en su totalidad, será responsabilidad del actual pleno del CNM.



Guido Aguila Grados.
Presidente del consejo nacional de la magistratura.

El proceso de evaluación que concluyó con los seis magistrados supremos nombrados entre finales del 2015 y la primera parte del 2016 fue iniciado con el anterior pleno y concluido con la mayoría de los actuales consejeros. Se trata de una oportunidad dorada para que este renovado CNM demuestre que el salto de calidad institucional que se inició hace 22 meses es sólido. Una ocasión magnífica para darle brillo y barniz a un trabajo intenso y sostenido. Como la mayoría de cosas, la tasación de este desafío se hace desde la subjetividad del resultado y no desde la objetividad del camino para llegar a esa consecuencia. Para acabar con esa percepción incompleta, es fundamental conocer el método, más allá de la meta.

Las etapas del procedimiento de selección y nombramiento de magistrados son cuatro: examen escrito, calificación del curriculum vitae documentado, evaluación psicológica y/o psicométrica y entrevista personal. Todos estos momentos del concurso, con excepción de la determinación psicológica, se califican con un máximo de 100 puntos. Estas etapas que son preclusivas y eliminatorias. Hay preclusión porque se desarrollan en forma sucesiva y una vez concluida una etapa queda cerrada definitivamente, sin poder retrotraerse a la etapa anterior. Son eliminatorias, por cuanto para acceder a la siguiente etapa, el postulante debe alcanzar la nota mínima aprobatoria en la etapa anterior (que es de 66.66 puntos, sobre un total de 100 puntos, en el examen escrito y la calificación curricular) u obtener un puntaje mayor. En caso contrario, si no alcanza el puntaje mínimo, queda excluido del concurso.

Para obtener el promedio final se aplican valores diferenciados para cada etapa del concurso y de acuerdo con el nivel de la plaza, y que para jueces supremos (también superiores), la Ley de la Carrera Judicial (artículo 25°) ha establecido que el 40% del total de la calificación corresponde a la prueba escrita; el mismo porcentaje corresponde a la calificación curricular y el 20% restante corresponde a la entrevista personal.

Lo que se va a desarrollar en menos de una semana es el primer ciclo del concurso: el examen escrito, mediante el cual se valorarán la formación jurídica, conocimientos, habilidades, aptitudes y destrezas del postulante, así como la comprensión y capacidad de análisis. Todo el procedimiento de selección y nombramiento deberá concluir a fines de año. El CNM garantiza la objetividad, imparcialidad y transparencia en este recambio fundamental en el ente supremo de justicia.


Fuente: http://www.elperuano.pe/noticia-el-cnm-y-un-supremo-examen-59496.aspx

Publicado el miércoles 20 de setiembre de 2017.